Blogia
weblog de Iwi

El abismo que todos llevamos dentro

"Pero el vacío tiene el valor de lo pleno y se asemeja a ello. Un medio de obtener es no buscar, un medio de tener es no pedir y sólo creer que el silencio que forjo en mí es respuesta a mi..., a mi misterio".

Clarice Lispector.

Hace años, en una sobremesa de éstas prolongadas horas, arreglando el mundo, hablando de lo divino y de lo humano, ya no recuerdo al hilo de que conversación añadí: "... el abismo interior que todos tenemos dentro". Una chica, Nuria, me reprobó: "Yo no tengo abismo interior de ése". Cierto es que Nuria era, y es, una chica sencilla, en extremo amable y optimista, nunca entra en conflictos, la sonrisa siempre en su cara. "¿Cómo no puedes tener abismo interior?", "No teniendo", "Todos tenemos", "No, yo no tengo".

Y ahí fue donde me di cuenta que quizá había gente, las menos, todo hay que decirlo, que no tenía ese punto de sufrimiento seguramente enfermizo, esos traumas por siempre irreconcialiables con la normalidad, ese encontronazo con lo desconocido, lo inasible y el misterio de la vida; cada uno su estilo de abismo, cualquiera que sea.

Y desde entonces, en cierta forma, envidié a estas personas. ¿Cómo debe ser poder abarcar por entero tu interior? Sin duda, una convicción religiosa sin fisuras contribuye a ello. Quizá yo tenía razón y todos tenemos de eso, quizá tenía razón ella, o lo que ocurría es que no se había tropezado con él y probablemente (eso le deseo) nunca lo fuera a hacer. También puede ocurrir que mucha gente niegue la evidencia, y pase de largo ante lo que asume irresoluble. Probablemente haya distintos caminos para el crecimiento interior, y corto ya que me estoy poniendo de un trascendental insufrible.

Hay una peli de Woody Allen, "Annie Hall", creo que era, pero no me hagáis mucho caso o confirmádmelo si es así, donde sale una escena de una pareja de pijos de la época, alguien pregunta por qué ellos son felices y Woody allen responde que porque son simples y viven sin preocupaciones, o que no se comen la cabeza o algo así. (joé, la próxima vez que haga un post sobre una escena de cine me cercioraré antes de cómo era exactamente para no escribir tantas divaciones). Bueno, simplificando, lo que viene a decir es eso, que se es feliz cuando se es simple.

Conclusión: que lo mejor en estos casos es comerse la cabeza lo menos posible.

y ya.

 

 


 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Brixt -

Lo único que puedo decir ahora mismo es que estoy hasta los ovarios de mi abismo. Ojalá no existiera.

Ojalá fuera Margie Simpson! :D
Mañana me tiño se azul y me hago un megamoño.

karraxi -

la cuestión no creo que sea ser simple, sino ser capaz de simplificar lo abismal

gurb -

joder iwi, he releído el post y los comentarios y...¡y me estoy comiendo la cabeza!

Ana2 -

Soy de la opinión de que siempre es mas feliz el que menos necesita, por lo que creo que será más feliz el que se complique menos ya sea interna o externamente.

anita -

yo creo.. que no se trata de no "comerse la cabeza", no se trata de no preguntarse... sino de ver ombligos donde algunos ven abismos, no ver obstáculos insalvables sino piedrecillas a veces difíciles de salvar... el cómo lo veas lo es todo. Quizá puede que no haya cosas irresolubles, sino difíciles, a veces las frustraciones... el no entender no es un abismo, sino una motivación para seguir descubriendo.
Aunque también es cierto que hay veces que las cosas que vives chocan con las que tienes dentro, con las expectativas, con lo que esperabas de alguien y no ha sido... y hay veces que pareces no entender nada. Menos mal que después de estas veces vienen esas otras en las que no importa tanto entender o no entender... tener o no abismos, veces en las que todo está bien sin más...

Laura -

Hola Iwi, siento mucho haber estado desaparecida y no haberme podido pasar por aquí estas semanas, estoy en Madrid buscándome la vida y no tengo tiempo pa ná. Ahora estoy en un cyber de lavapies y aprovecho para mandarte toda mi energía positiva. Espero que todo vaya bien, y vayas levantando el ánimo poco a poco. Para lo que necesites, aquí me tienes! Muakss

In I Go -

El sufrimiento y el placer, el amor y el odio, la sima y la cima son las dos caras de las mismas monedas. No existe uno sin el otro.
No creo que la gente que no tenga un abismo en su interior pueda alcanzar la felicidad. Podrán estar contentos, pero no alcanzar el absoluto.
¿Puede alguien alcanzarlo? Creo que no, pero sí acercarse.

iwi -

no, macorina, que se entiende, mujer, y muy buena la apreciación de que hay quien confunde abismos con ombligos.
salarino, yo también espero que tengas razón, porque si no... vaya estafa esto...

macorina -

... y también hay quien confunden abismos con ombligos. Eso tampoco ayuda.

macorina -

Cachis! Mi comentario salió rana y no lo sé borrar. Repito:
Que decía que en principio estoy con Salarino... pero que a veces también pasar el día asomados al abismo nos hace perder muchas cosas...

(La cagada y la repetición le han quitado profundidad al comentario)

macorina -

En principio pienso como Salarino... aunque por pasar mucho tiempo asomados al abosmo nos perdemos tantasEn principio pienso como Salarino... aunque por pasar mucho tiempo asomados al abosmo nos perdemos tantas cosas...

Salarino -

Se me ocurre pensar que quizá la misma simpleza que te impide ser infeliz o complicarte la vida demasiado también es un obstáculo para disfrutar hasta enloquecer de los momentos buenos, de un enamoramiento loco, de una música, de un paisaje, de...
Digo yo, vamos. Y lo espero.

gurb -

Creo que somos muchos los que envidiamos a Homer Simpson. Y ya, :P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres