Blogia
weblog de Iwi

El jersey

Mis compis de piso canturrean a Fangoria, les pregunto desde mi habitación qué número de canción es (para ponerla en el post) y me dicen que “La fuerza de vivir”,
- ¡¿Pero qué número?! (sólo tengo ese disco por pistas de audio, sin los títulos)
- ¡La 6!
- ¡Gracias!
- Son cinco mil quinientas
- Vaaale, ve poniéndolo en mi cuenta.


Quizá incurra en una falta de desvelar la intimidad de los que me rodean, pero no se trata de un episodio ni mucho menos grave, totalmente excepcional, y la cosa ha tenido su gracia (sólo para mí, me temo). Además, como siempre se hace en estos casos, cambio los nombres:

Hoy se han peleado. Me ha despertado de mi siesta una voz más aguda, rápida y exaltada de lo normal: “Andrés, tío, ¿qué le has hecho a mi jersey?, ¡¿qué le has hecho a mi jersey?!, ¿por qué siempre pasa igual?, a los tuyos nunca les pasa, tío, a los tuyos nunca les pasa, y es que no es la primera vez, ahí está el polo que me regaló mi madre, que dijiste que lo ibas a arreglar y no me lo podido volver a poner, un polo que vale una pasta, ahí está, pero a los tuyos nunca les pasa, mira cómo ha quedado el jersey, es que no miras, Andrés, es que con mis cosas nunca tienes cuidado, mira como a la tuyas no les pasa, mira cómo ha quedado, ¿no podías leer la etiqueta?, es que no hace falta ni leerla, es que cualquiera sabe que hay lavarlo aparte, y joder, tío, por lo menos podías pedir perdón, ¿no?, pero no, como te da igual, mis cosas te dan igual”. Esto es una pequeña muestra, porque Manuel se ha tirado sus buenos cinco minutos metido en el bucle de su frustración.
Andrés no dice nada, supongo que sabe que lo mejor es dejar al otro que se desahogue, mientras Manuel continúa cual disco rayado y yo, que iba al baño, me espero por no pasar por la zona minada que rodea la lavadora. Manuel sigue con su perorata “esto ya no se puede arreglar…” que ya ignoro. Estupefacta y ojiplática oigo un tímido “pues haberlo lavado tú” y a Andrés que arrastra los pies hacia la habitación. Me espero, porque esto, en muchas otras parejas podría haber sido el detonante de la guerra, pero respiro aliviada al comprobar que en este caso no ha sido así.
Manuel es muy buen tío, y no suele discutir, pero es hecho evidente y manifiesto que tiene en alta estima su ropa (lo es, y hasta yo sabía que ese jersey era su favorito), y el encogimiento y destinte del jersey lo ha llevado hasta el límite de su aguante doméstico.
Dos horas después el episodio del jersey se ha olvidado y canturrean felices a Fangoria. Yo me deleito escuchándolos. Me gusta cuando están felices, que es casi siempre, me lo transmiten. A veces siento, como podéis imaginar, nostalgia por el recuerdo de la vida en pareja, aunque en ciertos momentos, como el de hoy, también alivio.

Fangoria - La fuerza de vivir

cada vez que pasa una generación
se mudan los gestos
que inspiran de nuevo otra revolución
con la edad el tiempo ayuda a percibir
si has nacido tarde,
en tierra de nadie,
sin poder elegir.
en cada época y lugar
hay marcas de identidad,
conductas suicidas que nadie entenderá.

a fuerza de vivir
se aprende a resistir en este vodevil ,
vidas que pasan sin importar
es la ley natural, fuerza incondicional
que ignora nuestra voluntad.

sin querer se impone la desilusión
y llega el momento
de hacer el recuento de lo que se perdió
el ciclo se cerrará
el mundo abandonará
destinos cumplidos por otros que vendrán.

a fuerza de vivir
se aprende a resistir en este vodevil ,
vidas que pasan sin importar
es la ley natural, fuerza incondicional
que ignora nuestra voluntad.



Ya que estamos, incluyo también una de mis canciones favoritas de Fangoria, Electricistas, (junto a Hombres, Eternamente inocente, Retorciendo palabras y Me odio cuando miento, y tantas la verdad, y de las antiguas ya ni te cuento, Cebras, Isis, Perlas Ensangrentadas… yo qué sé, tenía yo un cassette blanco con la pegatina morada del “Deseo Carnal” que hasta hace poco ha estado rondando por ahí, que me amenizó buena parte de mi niñez y adolescencia).

Fangoria - Electricistas

“Me odio cuando miento” es que tiene una letra acojonante, en ocasiones más verdad que todas las cosas (¿y cuando no lo quieres admitir y te lo dice la canción?):
(Me gusta más la versión moody, pero ésta es la que hay)

Fangoria - Me odio cuando miento

 

Vimos pasar el cometa
Tumbados sobre la arena
Hablando de cosas
Que suenan trascendentes
Haciendo promesas
Que tú y yo sabemos que no hay que cumplir
Vimos hundirse la noche
En la distancia más corta
Robando los sueños a la madrugada
Soñando despiertos
Con que es más fácil
Lograr así un final feliz
Y ahora me arrepiento
De no haber sabido aprovechar el momento
Y siento haber oído mi voz diciendo
Que no importa nada
Que son cosas de la vida
Que algún día lo olvidaríamos los dos
aah aah aaaah
Me odio cuando miento
aah aah aaaah
Me odio cuando miento
Nos despedimos despacio
Para alargar el momento
Siendo prudentes
Por no decir cobardes
Y apretando los dientes
Para no decir
Yo me quiero quedar aquí contigo
Y ahora me arrepiento
De no haber sabido aprovechar el momento
Y siento haber oído mi voz
Diciendo que no importa nada
Que son cosas de la vida
Que algún día lo olvidaríamos los dos
aah aah aaaah
Me odio cuando miento
Me odio cuando miento
aah aah aaaah
Me odio cuando miento
También cuando me mienten
Mentiras que pretenden
Borrar los sentimientos
Me odio cuando miento.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

sonia -

Yo no he puesto lo de la chica nueva en la oficina. Si me has confundido con Brixta, encantada pero si es alguien que intenta suplantarme, lo tiene dificil, creo que los que me conocen saben reconocerme. Espero ¡glubs!

gurb -

Si a todo esto que has contado ponemos en tu lugar al Marius (el gato que me tiene), podría decir que se han vivido dos histórias paralelas en dos puntos del planeta.

Este fuxia...creo que es la primera vez que leo un post con gafas de sol :P

solterona de oro te vamos a llamar.

;)

Iwi -

avisada quedo

Salarino -

Ya he visto el aviso:

http://brixtatothepower.wordpress.com/2007/04/16/aviso-warning-achtung/#comments

sonia -

Tenemos chica nueva en la oficina.

http://lamalayerba.wordpress.com/2007/04/16/de-mudanza/#comments

Salarino -

Aaaaaayyy, Iwi, no me hagas ésto... la segunda canción me recuerda a una época en la que estuve enamoradíísimo y fui muy feliz...aunque duró poco. Me gusta tu reflexión sobre la pareja; yo, basándome en mi experiencia (tres= un intento, un infierno y un paraíso) sólo puedo decir una perogrullada: o funcionan, o no funcionan. Si no funcionan, no se arreglan jamás, y si funcionan, siempre tienes el riesgo de que se estropeen. Vamos, un sinvivir, pero ahí estamos tod@s, deseando en el fondo lo mismo pero haciéndolo imposible al tiempo. Uyyy, qué filosofía de alpargata. Abrazos.

sonia -

.La primera esta muy bien, pero la segunda es muy triste, no me gusta. No hay que mirar atras, si se puede se arregla y si no a otra cosa mariposas que de nada sirve lamentarse y mientras la vida pasa,. Un besito.

sonia -

Me alegro de que la cosa no fuera a mayores, con lo románticona que soy, lo sentiria hasta sin conocerles, por que son tus compis y ademas son buena gente por lo que has contado.
Luego comento las canciones que no me da tiempo. Un besito y que pases un buen dia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres