Blogia
weblog de Iwi

Viaje a Londres

Canción

¿Lo mejor? Brixta .

¿Lo segundo mejor? Las vistas desde su apartamento.

¿Lo tercero mejor? Las compras de colgantes en el mercadillo de Camden Town.

¿Lo peor? Que perdimos el avión de vuelta y nos quedamos casi sin dinero, pero tampoco fue ninguna tragedia.

Fotos apenas hay, y sólo ésta publicable, porque me llevé la cámara prácticamente sin batería y sin cargador, ¿qué le vamos a hacer? Una es un desastre.

 

Viernes

Nos levantamos temprano, temprano, porque había que hacer la maleta. La ropa no se había secado y fuimos con lo justo. Eso nos preocupaba e incluso pensábamos que tendríamos que hacer algunas compras pero al final no tuvimos problemas en ese aspecto, el cambio climático ha jugado a nuestro favor (el que no se consuela es porque no quiere).

Llegamos al aeropuerto de Málaga con el tiempo justo. Abejita , que es muy nerviosa (no sé si os habéis dado cuenta, Brixta creo que sí) estaba emocionada y a la hora de pasar el control de seguridad hizo algo asombroso: dejó la chaqueta en la cinta y, dando saltitos de felicidad, sin darse cuenta, se coló por el arco detector ¡con bolso y todo! Claro, aquello obviamente pitó lo más grande. “¡Eso no se hace así!”, le respondió la de seguridad, tan sorprendida que no podía evitar partirse de risa, porque Abejita también lo hacía y estaba muy graciosa. Estoy segura de que nadie en el tiempo que lleve allí le habrá hecho algo semejante. Yo creo que pensaría que Abejita no había pasado por un aeropuerto en su vida o algo así. No se daba cuenta de que Abejita pasaba mucho, que ella es así. Fueron risas colectivas. La de seguridad por cierto estaba buenísima (una rubia guapa con tipazo) y encima la cacheó, qué suerte la cabrona, yo también quería.

El vuelo de ida se nos hizo corto. Luego cogimos el Gatwick Express. En Victoria Station hay un puesto que se llama “Wasabi” y está genial. Compramos comida allí. Llamamos a Brixta y quedamos con ella en el punto establecido. Ése fue el único momento del viaje en que hizo mal tiempo. Brixta nos guardó las maletas hasta que salía del trabajo, una hora que empleamos en comer y tomar un café. Volvimos quedar con ella y nos fuimos hasta su casa. Abrimos la primera cerveza y… somos lo peor… todas sin excepción. Acabamos con copas.

Tengo que decir que las vistas desde apartamento de Brixta son espectaculares, preciosas, a todas horas del día.

El caracol tiene mucha música, y muy interesante y buena, toda la que Brixta dice es poca.

De Brixta, ¿qué decir? Es un auténtico encanto, graciosa, divertida… y muy mona. Se portó muy bien con nosotras y desde aquí le doy las gracias de nuevo. Qué pena que viva tan lejos, como pienso de todos los que me caen bien de la blogosfera, pero esto es así. De todas formas con Brixta volveremos a vernos, ¿verdad que sí, Brix?

 

Sábado

Qué resaca, madre mía… No había cuerpo pa ná. Lo de compartir resaca une hasta más que lo previo. Hablamos y hablamos, nos contamos nuestras vidas, nos reímos un montón y comentamos la blogosfera. Eso ya lo había experimentado antes y es algo muy interesante de hacer, poner en palabras y expresiones lo que todos pensamos, compartir esas sensaciones. Sin conocerlos echamos de menos a muchos blogueros.

 

Domingo

Tranquilamente (nosotras siempre), nos fuimos a Camden Town. Estuvimos de compras pero sin mucho estrés. Compramos una pulsera de pinchos, colgantes en el puesto de un tío muy raro que talla en piedra (se acordaba de nosotras después de dos años, increíble), un piercing y un silbato para pájaros. Comimos en unos puestos (japonesa, aprovechando, que aunque os parezca mentira en Málaga no hay ni un restaurante japonés). Después de dar otra vuelta decidimos ir a un pub (café, ¿pa qué?). Lo que iba a ser una o dos cervezas se convirtió en una buena. Se me pasó el tiempo rapidísimo y me hubiese quedado más. Incluso cenamos allí. Acabamos a las mil (las mil son las doce de la noche) y así perdimos el avión, porque nos teníamos que despertar a las dos y nos quedamos dormidas. Somos unas inconscientes totales. Yo creo que en el fondo lo sabíamos, que iba a ocurrir y no nos importaba. Hacía tiempo que no me disociaba tanto de mí misma y hacía gala de una irresponsabilidad tal, pero no me arrepiento en absoluto.

 

Lunes

Nosotras tranquilamente. Una vez perdido el avión, ¿para qué correr? Volvimos a comprar comida en el “Wasabi” famoso (cuando nos da por algo somos cansinas) y nos la comimos en el Gatwick Express de vuelta. Luego en Gatwick nos esperaba un periplo de stand en stand que no se lo recomiendo a nadie, pero tengo que decir que al final EasyJet se portó bien y nos colocó en el primer vuelo disponible. Volvimos a comer (yo fish and chips, Abejita ribs), yo creo que por aburrimiento más que nada, y terminamos de gastarnos los pounds que nos quedaban en chorradas tales como smoothies, chocolatinas, un Baileys nuevo que ha salido de menta y otro de caramelo.

Qué asco de colas y de parafernalia con lo de la seguridad. Todo lo corto que se nos hizo el vuelo de ida se nos hizo de largo el de vuelta, ¡qué pesadilla!

Llegamos a casa a las nueve de la noche, hartitas y prometiendo no viajar en un buen tiempo.

 

Conclusión: Me alegro muchísimo de haber ido, me lo pasé genial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Ana2 -

Qué vistas, qué viaje...que gusto que lo pasarais tan bien!! Y lo de perder el vuelo...pues normal, chica es que los ponen a unas horas!!ja, ja

anita -

qué guay los viajess... vaya aventuras! :D
ya estais viniendo a Sala!!

besitoos

Brixta -

Yo tambien estoy encantada de que hayais venido, y nos volveremos a ver again fijo. Como que os vais a librar de mi tan facilmente. :). Por cierto, proemto pasarme por el Wasabi famosisimo para llevaros al siguiente encuentro.

iwi -

ya sonia, pero ya hubieras procurado tú no perder ese avión, nosotras en el fondo sabíamos que no pasaba nada grave si lo hacíamos

sonia -

Si vuelvo el lunes a las 9 de la noche, me despiden.
¡¡¡Joooo!!! que vistas mas bonitas. No me extraña que no deje el tabaco.

Abejita -

Si, si, pero acuerdate que el año que viene tenemos que volver, eh? Me lo pasé genial contigo y con la Brixti...A ve si lo repetimos..
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres