Blogia
weblog de Iwi

SF, aquí seguimos

Sigo con mis pequeñas crónicas, a la espera de nuevos tiempos, y tan feliz:

 


 

Hoy está haciendo un poco más de frío. Y ha sido el único día que salí sin chaqueta (cansada de cargarla todos los días), por lo que he tenido que comprarme una. Tengo que decir que las tiendas de segunda mano (casi todas en Haight, el barrio donde comenzaron los hippies y ahora venido a menos) son muy caras, tienen los precios como si fuera ropa nueva, y no es muy bonita, no como en U.K., que por 3, 5 o 10 libras te apañas algo medio decente. Al final, para gastarme veinte euros en una horterada de hace cinco temporadas me he comprado la típica sudadera que pone San Francisco, que es tan calentita y agradable que presiento me va a acompañar gran parte del invierno.
---

Ya he estado de museos. Tocaba. El SFMOMA , Museo de Arte Moderno, tiene poca cosa (quizá comparado con lo que estamos acostumbrados a ver en los grandes museos europeos), unos pocos cuadros muy representativos y relleno. Se hace una visita muy ligera. Eso sí, había una exposición temporal de Olafur Eliasson , artista danés cuya obra yo desconocía y me ha gustado mucho. Trabaja con formas geométricas y materiales sacados de la naturaleza (hielo, musgo, roca volcánica), y consigue resultados sorprendentes. Es muy “interactivo”.
Su obra estrella se llama “Your mobile expectations: BMW H2R project, 2007” , o “The Car”, como la conoce todo el mundo. Explico: tú llegas allí y ves una fila de mantas grises colgadas de una pared gris, sobre suelo gris. Tienes que coger una manta, echártela por encima y esperar una pequeña cola. Cuando se forma un grupo de unas diez personas una chica muy mona y simpática abre una puerta que da a una cámara frigorífica enorme. Dentro está la escultura, porque resulta que está construida en hielo y necesita permanecer a muy bajas temperaturas. Es el coche de hidrógeno de BMW cubierto de hielo en unas formas sorprendentes. Es chulo. Si alguien tiene oportunidad de verlo alguna vez lo recomiendo. En la foto no se aprecia nada lo interesante que es.

 


 

The Legion of Honor es un museo más serio en el que destaca mucha obra de Rodin y unos Monets importantes. Y éste no se recorre en media hora.

---

Es diferente a España el punto de evolución en la integración de las diferentes culturas. En España los negros, norteafricanos y sudamericanos que se ven por la calle, salvo excepciones, suelen ser de clase social baja o media baja. Aquí hay de todo de todas las clases sociales. Y mucho de todo. Me llama la atención la gran cantidad de japoneses que se ven, y no turistas, como estamos acostumbrados en España, sino que viven aquí o han venido por trabajo. Los restaurantes japoneses suelen estar llenos de… japoneses. Pobres, ricos, pijos, modernos, marujis, de todo, de todo. Y otras veces ves gente de países que no tienes ni idea cuáles son.

---

El otro día me compré una pulsera en un puesto de la calle a mitad de precio, y no más barata porque no quise, porque me daba pena el hombre. Hicimos el regateo casi al contrario, él me la quería dejar más barata y yo le quería pagar el precio que me pidió inicialmente. Era palestino musulmán y chavista, y yo pensaba que bastante desgracia era ésa ya en los EEUU. Su familia se había exiliado a Venezuela, por lo que hablaba bien español, y me despidió al grito de ¡Viva Zapatero! En esta ciudad hay de todo.
---

Sigo comiendo bien, no, muy bien. No me extrañaría nada que esta ciudad fuera la de mayor número de restaurantes por habitantes. Es increíble, y con tan buena calidad en general. Supongo que la gente se ha acostumbrado a comer fuera, porque tampoco es tan caro (en Madrid sería impensable comer fuera habitualmente para una economía media), y tienen que ser baratos porque hay mucha competencia, es un círculo vicioso y perfecto. También se lleva mucho la cultura del vino, más que la cerveza si me apuráis. Hay winebars por doquier, y numerosas tiendas de venta de vino y todos sus accesorios.
---

Me ha sorprendido mucho que aquí hay bastante interés por el tema medioambiental, creo que más que en España, aunque sea difícil establecer esa comparativa, pero creo que sí, se menciona mucho en las noticias y, por ejemplo, en la cafetería del museo “se sentían orgullosos de comprar local”, cosa que no se me pasa por la cabeza ver en la cafetería de, digamos, el Reina Sofía. Aparte, supongo que San Francisco debe ser una ciudad puntera en este aspecto, por su tradición política. Mucho de su transporte público es cero emisiones y se ve reciclaje por las calles.
En California tienen problemas con el agua (como en España, al fin y el cabo el clima en ambas regiones es muy parecido) y están tomando soluciones como el reciclaje del agua usada, que embotellan tras seguir un proceso de purificación. Se veía al alcade de no sé pueblo californiano bebiendo esa agua. Da reparillo, la verdad, pero al final creo que todos tendremos que pasar por ahí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

perseveraporkulera -

demayorquieroserlucyporqueyotambienlovalgoynoplagiosinoquepreplagioymecuentoveinte

nokopiosolointertextualizoynosoyesaloquepasaesquevoydeincognitoynomeafeitolossobacos

Clara -

No tenéis corazón. Dejad de reíros de un enfermo mental.

persevera porculera -

Como si no se notara... de atar.

Fan de Persi -

waaaau: http://www.lacoctelera.com/perseveraporculera

karraxi -

y tan

Persevera Porculera -

Sigo con mi hobby. ¡Chúpate esa!

http://www.lacoctelera.com/perseveraporculera

http://librodenotas.com/article/12176/sobre-el-prep lagio

malayerba -

Je,je, yo he pensado lo mismo.

Brixta -

¿Persona normal? Sin comentarios ;).

Se me había olvidado comentar la despedida al grito de "Viva ZP". Es que me imagino tu cara. :DDDD

Iwi -

Bienvenido, sanddef. Pues es verdad, es interesante todo menos lo de los terremotos. La verdad es que antes de venir lo pensé, pero desde que estoy aquí no me había vuelto a acordar.
Brixta, estoy ya saturadilla de sushi, la verdad, pero igual mañana vuelvo a comer, que tienes razón, que luego no hay, al menos a precios normales de comida normal de persona normal. :)
Gracias Maco, y Olafur Eliasson es interesante porque es fresco y diferente. Entran ganas de tocar su obra.

macorina -

Me gusta la foto de la ciudad. Y mola el amigo Olafur, tampoco lo conocía.

Brixta -

(Sanddef, ¡qué rápido eres! :D )

¡Qué envidia, niña! Me has dejado intrigada con la obra de Elliason, y eso que no soy mucho de arte moderno.

Aprovecha un ponte de sushi hasta arriba, que luego aquí no hay.

sanddef -

Muy interesante. Suena como un sitio que merece conocer. Menos lo de los terremotos, claro.

Diolch yn fawr

;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres