Blogia
weblog de Iwi

Un pastorcillo chupándosela a San Pedro

Ancora

 

(Editado: ¡no os perdáis la versión de Minaya !- que se me ha rebelado-)

Nada. Vulgar sí, sólo quería llamar vuestra atención, como cuando Omanero puso “Puta Cataluña ”. Me apetecía hacerlo.

 

Fue la frase de la noche del sábado.

Sí, bebimos, y mucho. Estoy harta, no pienso volver a hacerlo hasta Nochevieja.

Qué agujetas, de bailar, supongo. Me duele todo el cuerpo. Resaca no es una palabra que describa suficientemente bien mi estado físico y mental actual.

 

Ha sido un fin de semana bastante extremo, sin proponérnoslo. Habrá sido la vuelta a los bares antiguos, más vivos que nunca. Habrá sido que Dios los cría y ellos se juntan, la luna, las estrellas, o que lo llevamos dentro.

 

Viernes noche.

Llegamos tarde, por supuesto, a las once, y nos fuimos directamente de tapeo, a uno de mis bares favoritos, básico, cutre y tremendamente efectivo en su función, que es la de alimentar a personas hambrientas. Por siete euros nos bebimos seis cañas y cenamos hasta hartarnos. El hijo de los dueños había crecido hasta ser un hombre y no podía dejar de mirarlo, asombrada del paso del tiempo y comprobar que, menos él, todo lo demás permanecía igual: el olor a plancha, el suelo lleno de colillas y servilletas arrugadas y pringosas, la luz amarillenta, la puerta de rejas y cristal, la decoración básica de cal, madera y cortinas de tela alpujarreña, taburetes y mesitas tan bajas que una vez sentada te llegan por debajo de las rodillas, el poyete con cojines aplastados, hasta las tapas, su cantidad y sabor. Podía recordar las que prefería y reconocí en mí a la de muchos años atrás. En ese momento quise mucho a Abejita .

 

Sábado.

Fuimos a almorzar, quedamos con M. y un amigo suyo. Tetería. Copa en El Espejo. ¿De qué se habla en un grupo de personas cuando tres de ellas son blogueras? De blogs.

Otra copa. De amor, de amistad, del paso del tiempo. Otra copa. De lo divino y lo humano. Sí, hubo más copas.

Apuramos hasta llegar en el último minuto, ahogados, al teatro, a tiempo.

Nos reímos mucho, tuvo momentos brillantes, a pesar de la comentarista que teníamos detrás. Salimos con una sonrisa para irnos a tapear a la siempre socorrida calle Navas.

Quedamos con el amigo y otra chica, japonesa, profesora de japonés que sólo llevaba en España seis meses y no hablaba inglés. Se la veía enrollada, y buena bebedora. Supongo que flipó con nosotros porque teníamos un día surrealista y loco, lleno de frases memorables, muchas de ellas provocadoras por diversión.

Vuelta a El Espejo, porque al señorito no le parecía bien El Círculo. Dos tapas más.

 

 

 

Alguien tuvo la idea de ir al “R incón de San Pedro ”. Un sitio habitual de Abejita y mío, incluso desde antes de conocernos.

El Rincón es un local cuadrado, pequeño, azul oscuro, con una iluminación muy cuidada en la que predominan los rojos. Pinchan música electrónica. Cuando está lleno suele bailar la mitad de la gente, que siempre es la más modernilla del lugar. Teóricamente es de ambiente, pero hay de todo. Se caracteriza por tener un San Pedro ligeramente más grande que el tamaño natural, en un rincón al lado de donde están los djs.

Llegamos, decoración navideña ligera. No había mucha gente pero estaba acogedor, sobre todo porque el paseo de los Tristes es un lugar muy frío en invierno, algunos grados menos que en el resto de la ciudad, a lo que hay que añadir la sensación de humedad por ser paralelo al río. Esto lo compensa lo espectacularmente bonito que es, plagado de puentecillos medievales a los pies de La Alhambra y luces románticas.

En este local hay dos balcones sobre el río Darro con vistas a La Alhambra. De vez en cuando me asomaba. Estaba iluminada, las estrellas detrás, preciosa.

No fumamos un porro, del que yo fumé más, pero estaba poco cargado.

Ahí empezamos a derivar, reírnos e interrelacionarlos con la gente, que cada vez llenaba más el sitio -éste es de los que se petan más tarde-.

Alguien preguntó: "¿eso qué es?, ¿un pastorcillo chupándosela a San Pedro?"

Hasta ese momento no había reparado en que al San Pedro le habían quitado la llave de la mano, por lo que ésta aparecía desnuda cerca del bajo vientre. Como parte de la decoración navideña había una tela. Realmente parecía que la tela estaba dispuesta de forma que simulaba una figura humana (no se sabe si hombre o mujer ni de qué edad), de espalda y con capa por la cabeza, a la altura de las caderas del San Pedro. Nos reímos mucho.

Esto es sólo una pequeña muestra de los comentarios espontáneos que intercalábamos con las conversaciones más profundas.

Las drogas son muy malas, niños, no hagáis esto en casa.

Metimos a la japonesa en nuestras intrigas amorosas y la pobre acabó agobiándose un poco.

Después de eso, nos fuimos al “S ix Colors”, típico bar de ambiente con música aceptable, uno de los más concurridos.

Cuando lo cerraron, con ganas de más y acompañados de los amigos que habíamos hecho esa noche, nos fuimos a la “Zoo”, una discoteca de música electrónica donde suele terminar lo que queda de gente del ambiente. Allí se puede ver la noche granaína más excesiva. “Llegar a la Zoo” es sinónimo de haber agotado la noche.

Llegamos a las seis a casa de los padres de Abejita (ellos no estaban, obviamente, -se habían ido de viaje-) y ésta se puso a cocinar pasta. Nos dormimos de día.

 

Y hoy, cansadísima.

Ná, pero me lo he pasao muy bien.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

20 comentarios

iwi -

más agujetas que otra cosa, pero se te quitan las ganas por una temporada

Omanero -

¿Todavía os dura el resacuzo? Pero hijas de dios... ¿fue tan... tan... TAN?

gurb -

ok

iwi -

lo tengo demasiado cerca como para poder alabar ningún tipo de alcohol

gurb -

el vino, en su punto ( y bueno) es cojonudo.

Satisfacción al paladar.
Viste la comida.
Afrodisiaco.
Natural (no lo olbidemos).
Invita conversar.
Producto de la tierra, de elaboración lenta y pausada.

Incluso Sant Pedro, antes de negar a su mejor amigo, compartió una copichuela con él.

iwi -

si es bueno, menos, pero sigue dando

iwi -

el vino es que da mucha resaca, Ana2.

Ana2 -

Pues yo anoche estuve en una reunión tranquila y casera, me acosté a las dos, me puse pocha vino..eso si, del bueno...y tengo un racón que te ríes del mar en Galicia!! Quiero vuestro secreto YA!!

Iwi -

quiero decir sustancias aparte del alcohol y un porro entre varios, porque hay gente de nuestra edad que trasnocha así, pero a base de coca y de pastillas, con lo que tiene su mérito.
Es que te pille el día.

Iwi -

sonia, y sin sustancias, pero esto se puede hacer una vez cada cierto tiempo. dos de estas muy seguidas y acaban conmigo.

sonia -

Recomiendo leer las tres versiones.
Sólo de leerlos me da a mi la resaca. Si es que estoy muy mayor.

Brixta -

Estas son mis ninyas!!!! ;)

Os debisteis poner como el kiko! Me da envidia la parte nocturna, la resaca os la cedo. ;)

minaya -

Lo pasamos bien, eh?
Aunque la verdad es que no acabamos tan mal (en comparación con otras veces). Mi versión de los hechos, en mi blog, jajaja, a ver si a alguien le interesa!!!

Iwi -

nono, que ya lo he pillado (creo).
Aquí mercados de la carne hay más en Málaga, y sobre todo Torremolinos. En Granada, como es más pequeño está todo más mezclado, pero es verdad que pasa eso con las de electro. se podría explicar porque la música electrónica de alguna manera forma parte de un movimiento cultural más amplio, o no sé. No todo el mundo aguanta tres horas de esta música si no le gusta mucho. A los mercados de la carne se va a lo que se va mientras que a los otros también va gente por la música. no sé, se me ha ocurrido.

Omanero -

El comentario ha sido una observación (empírica) del hecho (científico que es uno). Con lo de las discotecas de ambiente (Venial / Deseo) es que lo de "de ambiente" sobra, porque son verdaderos mercados, igual que otra que conozco (Suso's) que también es otro mercado, ERGO: lo de los mercados no es exclusivo del ambiente. Por "mercado de carne" entiendo un local de lo que sea, donde la gente no habla, no baila y sólamente mira al resto.
En las de electro no es tan evidente, si quieres ir a un sitio donde haya todo tipo de personas, es el mejor sitio adonde ir, a eso me refería.
Creo que la he cagado más entoavía.

Iwi -

Abeji, pero esto es una vez cada cierto tiempo, no se puede abusar, que si no pierde gracia.
(Abeji, entre que es más nerviosa y más joven que yo va a acabar conmigo un día)

Iwi -

lunes: sigo echa polvo, creo que necesito una siesta.
omanero, pues tienes razón. Tendrá explicación, como casi todo, pero ahora mismo estoy demasiado espesa como pensar por qué
Ana2, todo es ponerse. de todas formas, antes yo esto lo podía hacer a voluntad, ahora necesito estar motivada, es decir, que por un lado yo tenga un día bueno y por otro diveritme especialmente con la compañía, cosa que últimamente no me sucede mucho (gran excepción hago con Brixta, con quien nos faltó tiempo, especialmente el domingo -Brixta sí que se lo hubiera pasado bien el sábado, aunque por lo que he leído no perdió el tiempo tampoco-).

Abeji -

Sisi, fue una buena noche, sobre todo considerando que tu no tenías ganas de ir en plan "destroyer", jejeje, esto es un super descubrimiento, jiji, que obviamente habrá que explotar...

Qué confuso el comment de Omanero, igual es porque estoy off, pero me quedao a cuadros..O_o

Ana2 -

Iwi..eres mi ídolo...yo hago eso y me recogen con cuchara!! Yo sólo llego a la tapa...y a taparme en la camita...Qué lástima schiquilla!!

Omanero -

Pues sí, lo del pastorcillo chupándosela a San Pedro llama la atención, sí. Ni qué decir tiene que he entrado corriendo a ver qué pasaba.

Una cosa, no sé si off-topic, pero ¿alguien ha caído en la conexión música electrónica - ambiente? En Valencia pasa lo mismo. Hay un par de discotectas de ambiente bastante fuleras -en plan mercado de la carne- y otro par de música electrónica. Las segundas siempre tienen un público variado del todo, las primeras son más bien monotemáticas. Eso no pasa en las otras. ¿Por qué?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres