Blogia
weblog de Iwi

Samhain

(se pronuncia Sawín)

 

 

 

Es el nombre irlandés para el mes de noviembre. También era un mes del calendario celta y se refiere en general en el mundo celta al festival que se celebra los tres primeros días de ese mes y en concreto a la noche del 31 de octubre (para los celtas el día comenzaba por la noche –como ahora nosotros-) que era el comienzo del año celta .

 

Esta celebración tiene más de 2.500 años de antigüedad y es común a numerosas civilizaciones.


Los romanos celebraban los últimos días de octubre y principios de noviembre con "Las Fiestas de Pomona", dedicadas a la diosa de los árboles frutales (también celebración de la cosecha). Así que decidieron adaptar la costumbre de los dominados a las suyas.

Posteriormente el cristianismo, sobre el año 1.000, la haría coincidir con las celebraciones católicas de Todos los Santos (1 de noviembre) y Día de Difuntos (2 de noviembre).

El Día de Muertos , el mismo día, es una celebración de origen indígena mesoamericana que honra a los ancestros, y fue otro intento del cristianismo por solapar festividades paganas con las suyas propias, festividades que nunca se conseguían eliminar del todo, dando lugar a combinaciones de ambas.

 

 

Samhain era el tiempo de celebración de la cosecha, el nuevo año (el comienzo del invierno) y la muerte en numerosas áreas rurales de Europa Occidental. También era el tiempo en que el velo entre este mundo y el inframundo (término genérico aproximadamente equivalente al término laico "más allá ", haciendo referencia a cualquier lugar al que vayan las almas de los recién fallecidos) se pensaba que era tan fino que los muertos podían volver a reconfortarse en el corazón de los vivos, y algunos de los vivos, especialmente los poetas, podían entrar en el inframundo a través de las puertas de lossídhe (como la de la colina de Tara en Irlanda, el castro de Altamira, en El Bierzo, Asturias o San Andrés de Teixido en Galicia). Era costumbre ofrecer comida en los altares o en la entrada de las puertas para "los curiosos muertos". En Samhain el ganado se encerraba en los establos y la élite guerrera irlandesa, la Fianna, descansaba hasta Beltain (1 de mayo). Era un tiempo sagrado, cuya paz sólo era rota por las batallas rituales de los juegos de mesa , como el fidchell .

 

 

 

El moderno Halloween (All Hallows' Eve - Vigilia de Todos los Santos-) procede de Samhain.

La costumbre de pedir dulces empezó en Europa en el s. IX. El 2 de noviembre los cristianos andaban de pueblo en pueblo pidiendo “tortas de alma” y cuántos más dulces recibiesen, prometían rezar más por los familiares muertos de los habitantes, lo que hacía que las almas fuesen más rápido al cielo.

Los europeos usaban máscaras cuando necesitaban espantar a los malos espíritus que causaban sequías u otros desastres naturales, y eso explica la costumbre de disfrazarse.

Una explicación para las modernas linternas de calabaza sería que los celtas situaban calaveras de los antepasados en las puertas de las casas en estas fechas. Cuando los paganos irlandeses llegaron a Estados Unidos, no podían llevar acabo estas prácticas con cráneos humanos, utilizaron calabazas.

Sin embargo la explicación que se da habitualmente es la leyenda irlandesa de un chico llamado Jack, que era tan malo que le prohibieron la entrada tanto al Cielo como al Infierno. Desde entonces, vaga por el mundo buscando una entrada a uno de los dos sitios con la única ayuda de un repollo con una vela dentro. Los irlandeses americanos cambiaron el repollo por la calabaza e imitando a Jack, hicieron nacer el mito de la calabaza de Halloween.

La fiesta sin embargo no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La internacionalización de Halloween se produjo en los años 80 gracias a las series de televisión. Hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidenense y canadiense. Pero también en el resto del mundo...

 

 

Independientemente de si la celebración de Halloween es o no una fiesta tonta y una americanada, a mí me parece una de las pocas costumbres importables y que recibe demasiadas críticas sin razón. Es una fiesta muy divertida. Soy pro-Halloween. Por fiestas que no quede.

 

 

Samhain es también es uno de los Sabbats neopaganos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Brixta -

Pues yo este anyo ni me he enterado de que era Halloween, la verdad. Tuve un dia muy muy muy malo.

anita -

joe, Iwi, eres una experta de las setas! :o) yo tengo pendiente probarlas.. pero la gente con la que me gustaría compartirlo no le van estas cosas, y las personas que conozco que sí que quieren.. no me, no me..

A mí jalogüin.. pss.. ni fu ni fa, pero eso sí.. por fiestas que no quede! :p

Me encanta tu conciencia ambiental, es muy triste lo que estamos haciendo con ese ambiente que nos lo da todo, muy triste también la pasividad con que la gente lo contempla y la que arman cuando pierden los ahorros (que está bien, pero la naturaleza es vital), más aún la indiferencia que visten los de arriba... ayss, qué impotencia a veces..

Por cierto, me ha encantado "El reloj de la sabiduría. Tiempos y espacios enel cerebro humano" de Fco. Mora, no sé si te acordarás pero una vez lo nombraste en el blog de Lucía, copié de tu post y ahora q tengo un poquito más de tiempo.. está muy bien, muy bien.

bueno, nena, cuídate! :o)

sonia -

A mi tambien me gusta halloween. Me encanta decorar la casa con calabazas y adornos varios, lastima que solo dure una noche. Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres