Blogia
weblog de Iwi

Víboras

(Bonito y sugerente título, podría escribir de cualquier cosa -incluso persona-, pero voy a hacerlo de eso, de víboras, de serpientes, ese animal que tanto respeto, curiosidad y temor, a partes iguales, nos causa a los humanos, tanto que hasta las escrituras hablan de él y en casi todas las mitologías se encuentra, en algunas mejor parado que en otras).

El post me ha salido un pelín largo, pero así os entretenéis, que está la blogoesfera floja ahora en agosto (menos Curro, que está empezando y lo ha pillado con ganas –normal-, y escribe crónicas frecuentes sobre ese maravilloso y mágico país que es Escocia).

Bueno, a lo que íbamos:

Comentaba Salarino , sobre el post anterior, que había plaga de ratoncillos en Castilla (que el vino no se convierta en artículo de lujo, por favor, no más de lo que es ahora). Yo le contestaba que tenía la teoría de que los bichos que más iban a sobrevivir al calentamiento global son los “malos”, y muchos de ellos provocarán plagas. Las medusas serían otro ejemplo, constatado, y lo que nos queda por ver (¿avispas?, ¿mosquitos?), porque esto es una locura. Bueno, tampoco hay que dramatizar, plagas ha habido siempre, y como bien decía Brixta qué peor plaga que los humanos.

Quiero contar una preocupación que tengo, y un hecho que está ocurriendo y del que no sé si mucha gente tiene conocimiento. Me refiero a la presencia de víboras en la Costa del Sol, en lugares donde se supone que no deberían estar.


A ver, yo he vivido en el campo toda mi infancia y adolescencia, en esa misma zona, correteando por todas partes, y en todo ese tiempo he visto DOS víboras. Y una de ellas ni siquiera la vi bien: fue que oí follón, mi familia alarmada, me acerqué a mirar y la vi de refilón.
La otra, la primera, fue cuando tenía tres años, una experiencia que me han recordado largamente. Yo solita, jugando por el campo, debí intuir que era un bicho malo (yo nunca mataba animales, lo juro) y me cargué a una víbora con un palo, a golpe limpio. Lo que hace el instinto (en otras ocasiones vi culebras normales, que de ésas había más, y no les hice nada). Somos animales. Cuando llegó mi abuelo se quedó blanco al ver el bicho, y yo dándole vueltas con el palo, inspeccionándola. Me retiró de allí como alma que lleva el diablo. Recuerdo el hecho en sí porque se armó bastante revuelo y todos me felicitaban como si hubiera hecho una hazaña (que la hice, la verdad). También recuerdo, esto no tiene importancia (sólo para mí, por ser un recuerdo tan temprano), que el cadáver del animal permaneció allí mucho tiempo, y luego la marca sobre la tierra.

Experiencias infantiles aparte, quería contar que las víboras ¡han vuelto!

Episodio 1 y más grave (son tres):
“La Beli” es la mejor amiga y socia de mi madre. Tiene una casa cerca de la mi madre, en lo que antes eran las afueras del pueblo, zona ya plenamente urbanizada desde hace más de una década, pero de casitas bajas (residencial, para que nos entendamos). Su casa dista escasos cincuenta metros de la muy transitada autovía (antigua carretera), y todos los alrededores, me refiero a cuatro o cinco kilómetros, están edificados. Que no es campo, vamos, ni de cerca.

Un día, hará un año o así, la Beli (un personaje; merece no un post, sino cincuenta con sus andanzas: mujer fuerte, un tanto hiperactiva, gobernanta de hotel, que lleva palante a dos hijos chupadores del bote, un marido paralítico cascarrabias y una madre coja, gritona, insoportable y que no se la entiende cuando habla, -miedo da el entorno de la Beli-) se disponía a lavar el coche en la puerta de su casa.

La manguera daba a la calle, de asfalto, y estaba enroscada en el suelo. Al ir a cogerla, se ve que en el nido que formaba la manguera dormitaba una víbora que al instante le picó. Ella cogió y con la punta de la manguera la mató. No le dijo nada a su familia (“para no preocuparlos”), se subió al coche, con el cadáver de la víbora, como muestra, y se fue al hospital de La Línea. Llegó a punto de morirse.
Allí constataron lo que había pasado y le dijeron que en toda Andalucía sólo había antídotos para víboras en dos sitios: el Hospital Comarcal de Marbella y Sevilla. Increíble. Así que se fue pitando en una ambulancia hasta Marbella, a ochenta kilómetros. Allí le pusieron el antídoto y en muy poco tiempo estaba recuperada, la verdad.

Episodio 2:
De esto hace también casi un año. Las obras del Escorial son anécdota en comparación con las de la casa de mi madre. No entraré en detalles, que me pierdo (por cierto, dice mi hermana, ahora que le ha dado fuerte, angelito, que el del Escorial tardó tanto porque el tío… ¡era un vago!).
El año pasado estaban los albañiles trabajando en el camino de entrada a la casa de mi madre, en el jardín, con sus cosas, cuando en la arqueta de la llave principal del agua apareció una víbora, enorme para lo que son las víboras. La mataron. Conmoción y preocupación en la familia.
Esa misma noche, la “Pelusilla”, gatita blanca, inquieta, traviesa y callejera, que yo recogí de la calle hace dos años siendo bebé, descubrió el cadáver y se dedicó a pasearlo por toda la casa a modo de trofeo. Mi madre lo encontró en la cocina y casi le da un desmayo.

Episodio 3 (semana pasada):
Los albañiles han retomado la obra del jardín, para poner losetas en el camino de entrada, una verja… esas cositas. De pronto mi hermana habla de una víbora. Pensé que se refería a la del año pasado, pero no. Hace una semana, los albañiles descubrieron otra víbora, parece que no tan grande como la otra, pero en el mismo sitio, en la arqueta de la llave principal del agua. En esta ocasión no la pudieron matar. SIGUE ALLÍ. Se escapó, se escabulló por los subterráneos de la casa.
Así que tenemos nuevo animalito doméstico. Y no hay huevos de encontrarla.

He ahí la historia.

Viendo las fotos, recordando al animalito e informándome de los tres tipos de víboras que hay en la Península , confirmo que la especie en concreto de la que hablamos es la víbora hocicuda, o Vipera latastei. Una monada.

 



No sé si se debe a que ,por efectos de la construcción y la excesiva urbanización de la zona, estas poblaciones de animales se han visto afectadas y descolocadas, o que son de las que sobreviven en cualquier parte y han tomado posición, por algo son las reinas de Europa (la víbora es el animal más venenoso del continente).

Leo en la Wikipedia que durante las Guerras Púnicas se lanzaban a los buques enemigos en el curso de las batallas navales, qué bestias eran algunos. El ser humano es que es asín.

También me han comentado, algunos conocidos, que por los chalets de Estepona los jabalíes campan a sus anchas, que no es difícil ver grupitos de jabatos retozando al lado de las piscinas. Es gracioso, si no fuera porque el jabalí es un animal bastante peligroso.

Otro ejemplo de animal fuera de su hábitat lo constituye los monos de Gibraltar (Macaca Sylvanus, monos sin rabo, únicos monos libres de Europa, no se sabe si traídos por los musulmanes o autóctonos).



Sí, como están protegidos, mimados, y resabiados a más no poder, lo monos han decidido que amplían sus miras y se expanden. Por las playas que tiran hacia la zona mediterránea, partiendo desde el peñón de Gibraltar, hay monos. Estas playas están repletas de chalets, y por lo visto los monos entran por las ventanas de las cocinas y roban de todo. Claro, éste es un “peligro” que nadie se espera y en verano todas las ventanas permanecen abiertas. Son malísimos (y listísimos) los monos de Gibraltar, y como se les haga frente tiran del pelo y pueden hasta morder.

 

 


Pobres monos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

23 comentarios

T'challa -

Hola, no sé muy bien de que va este "pueblog" pero si es algo relacionado con víboras, pues os diré que aparte de las que pululan por ahí calzadas, en coche, o haciendo jogging, el otro día caminaba despreocupadamente(menuda palabro ¿eh? hacia la playa por una senda de poco más de un metro de ancho, a los lados matorrales, cuando un sonido extraño, leve pero muy no sé...extraño, me hizo bajar la vista hacía donde pisaba. Allí estaba una "SEÑORA" VÍBORA, mirando con el cuello en S, posición previa al ataque, que si se produce es rapidísimo. Me pareció muy grande para ser Víbora, y dude pero sus listas y su cabeza compacta y afilada no dejaba lugar a dudas. El pobre animal, estaba muy asustado claro, y yo más. La rodée todo lo que pude y la observé en una distancia mas segura, unos tres metros. En cuanto notó que me alejaba, corrió hacia un lado del camino, y se perdió rápidamente entre la hojarasca. Opino que todos los animales por peligrosos que sean tienen alguna función que nosotros los humanos a veces desconocemos. La víbora resulta un eficaz depradador de múltiples topillos y ratones, así como de ciempiés y escolopendras, animales más asquerosos aún que la propia. Al subir de la playa, cerca de lugar donde tuviera el encuentro con el animal, me cruzé con una banda de tipos que se bajan a hacer el botellón a la playa y la dejan llena de mierda. Así que ya encontré una razón más para que la Víbora estuviera ahí, al acecho. Regulan plagas

Iwi -

juas juas juas, gurb. Ahí ya me superas. Cómo te pasabas. Alcohol de quemar es que no había en mi casa, que si no algo se me habría ocurrido hacer con él.

Me sale de anuncio en el Google:"Cucarachas
Nuevos insecticidas profesionales Control con todo tipo de cebos "

¿Para qué insecticidas, habiendo alcohol de quemar?

Rebuscando en los recuerdos, yo y una amiga quemamos las cuadras de un hotel. Sin intención, se nos fue de las manos al hacer una "hoguerita" con una montaña de hojas secas. Afortunadamente no murió ningún caballo, ni fue del todo grave. A día de hoy todavía nadie sabe la autoría de los hechos, y así debe permanecer, por lo que no prometo que no vaya a borrar este comment.

gurb -

Lo siento, es que me he acordado de una cosa que enlaza las dos vertientes de la psicopatía infantil. Lo sé, me estoy cubriendo de glória y me estoy echando una fama que ni te cuento (por si no la tenía ya).
Fuego y experimentar/curiosear sobre las reacciones de los insectos: ¿nadie había hechado nunca alcohol de quemar a un hormiguero y luego le había prendido fuego?

Joder iwi, con este tema de los bichos has despertado un monstruo en mi recuerdos infantiles. Que chungos pueden llegar a ser l@s niñ@s.

malayerba -

Yo era rara de cojones, la verdad, pero no recuerdo que me diera por torturar bichos.Lo mismo por vagancia, tampoco te digo yo que no.O puede que fuera porque molaba más torturar a mi hermano, que me quedaba más cerca.
Nunca he entendido la relación entre prenderle fuego a algo y mearse en la cama.

Iwi -

qué bien lo has explicado karra, que ya tenía cargo de conciencia yo también.
Lo del pis en la cama algún progenitor temeroso del hijo travieso, pero qué retorcido era.

karraxi -

lo que pasa es que cuando somos críos somos muy curiosos, tenemos que experimentar. no nos vale que nos cuenten que a las lagartijas les crece la cola si se la cortas, o que los sapos explotan si les metes un cigarro, en fin, esas cosas. y con el fuego? siempre oyendo lo peligroso que era (ke te vas a kemar, ke te vas a hacer pis en la cama -por cierto,a quién se le ocurriría eso?-)

gurb -

bueno, asi releída esa afirmación mía sobre los niños torturadores de insectos y la normalidad; soberana estupidez la que he dicho.

Lo de la rana fué un hecho aislado, ademas fui complice, no ejecutor directo. Aunque ello no me éxime de culpa por omisión y contemplación.

Mi vida tuvo un antes y un después cuando vi muerto a un gorrión abatido con una escopeta de balines. Me quede hecho polvo.

Desde entonces ver volar pajaros me presagia buenas cosas, si me cruzo con un pajaro muerto...mal augurio.

En definitva, dejemos a los animales en paz.

Iwi -

qué bestiajo, gurb, cómo te pasabas, lo de la rana lo veo palabras mayores, pero siempre me quedará la curiosidad de qué pasaba cuando mezclabas dos hormigueros, ¡¿cómo no se me pudo ocurrir a mí?! Yo lo que les hacía era construirles fosos de agua alrededor. Oye, y listísimas, pasaban en hojitas y palitos a modo de barca.
Mala, habría que verte a ti... seguro que tenías tus cosas.
...que tire la primera piedra...

malayerba -

Entonces, ¿yo no soy normal?

gurb -

ya ya, si yo no he querido extenderme en el tema por ser este un blog especilemtne sensible con el tema animal, pero ya que la anfitriona ha abierto la veda; empalamiento de rana en cactus, levantar piedras donde hay centenares de hormigas y meter un trueno. Con las hormigas me molaba mucho mezclar las de unos nidos con otros (menudas masacres se hacían entre ellas)... y ya paro ya paro.
La peña que saque las conclusiones que quiera pero el niño que no ha torturado un poco a un insecto no es normal. Joer, y tambien me mola el fuego.

Con la Hayek tampoco he querido ser tan directo, pero si, en el buscador del youtube el video sale el primero si pones "Salma Hayek". Bufffff. La vi en el cine, la peli no mata pero solo por esa secuencia se me quedó cara idiota durante 2 semanas.

Iwi -

De mi oscuro pasado: le cortaba las alas a las mariquitas, con una precisión de la que ahora no sería capaz, quizá por lo pequeño de mis dedos. Les levantaba el caparazón y le cortaba las alas, para que no pudieran huir y se quedaran conmigo siempre. Esto reducía bastante la vida media del animalito, hay que reconocer, pero asegurado que ya no se iban.

Dicen (no sé si será verdad ni estará fundado) que los psicópatas tienen todos dos características en común: que de pequeños han torturado insectos y han provocado algún fuego.
Ejem.
A veces es mejor no contar ciertas cosas no sea que a alguien le dé por sacar conclusiones.

Iwi -

uy sí, Salma Hayek en 'Abierto hasta el Amanacer', ahí me has dao:
http://www.youtube.com/watch?v=zvCTkBKRggc

Iwi -

Ay, coño, Gurb, ¡el mejillón cebra!, que me he liado con el mosquito tigre. (los podían llamar de otra manera, que vaya)
Es un mejillón muy malo que hay en los ríos y que se lo carga todo a su paso, y encima no es ni comestible. Los que tienen barcos (piraguas...) tienen que limpiar bien los cascos si se mueven de río para no contagiarlo a otras partes de la península.
Más info:http://www.unjubilado.info/2006/09/20/el-mejillon-cebra/

gurb -

'histórias' quería decir.

gurb -

¿mejillón tigre? ¿que es el mejillon tigre?

La serpientes tienen mucho rollo, a mi me dan grima pero en los documentales de la 2 me molan. Y es un animal con un monton de cargas simbolicas y mitologias. Energia femenina (shakti en el cuello de shiva...). Y por el sur las llaman bichas ¿no? y entre la gente mayor si alguine dice "serpiente" otro dice "calla! lagarto lagarto!". Tambien en India matan por picadura miles de personas al año y en las zonas rurales las mujeres llevan eso que hace tilin tilin atado al tobillo para auyentarlas cuando entran en las casa.
¿Y Salma Hayek bailando con una boa al cuello en 'Abierto hasta el Amanacer'? WAW

Los monos me parecen unos hijoputas, bacilones y mal educados. Y si tienen barullo con un humano van a buscar a los de su banda y vuelven en plan matón. Y si pueden te levantan la comida de forma violenta. Son unos cabrones, a mi me caen fatal.

Tengo que reconocer que tengo un oscuro pasado con los animales, de pequeño, bastante gore, hormigueros-ranas-lagartijas... (y quién no y quién no). Pero tambien tengo que decir que actualmente soy incapaz de matar a una mosca, literalmente. El otro dia la tuvimos en la oficina porque había una cucaracha de esas asquerosas y la iban a pisar. Y me las tuve con los compañeros, al final consegui pillarla y tirarla a la calle. No me creo en derecho de actuar sobre la vida de ningun ser viviente, por pequeño y asqueroso que sea.
A no ser que me lo tenga que zampar.

Me gusta mucho como cuentas estas hisrorias y cosas tuyas.

Iwi -

Hola Danielo. Sí, los animales hacen lo que pueden. No conocía esa canción, tiene su cosa. besos

Danielo -

Hola a tod@s; yo estoy con maco; no será que nosotros estamos apropiándonos de sus hábitats, más que ellos de los nuestros? Por cierto, este post me ha recordado a una vieja canción de Danza Invisible que se llamaba "Rock animal", que hablaba de animales que se revelaban contra los humanos..., el estribillo decía algo así como , "¡oh qué excitación la próxima revolución!
¡mata al hombre es tu enemigo animal libérate!
¡mata al hombre borra las huellas de su civilización!
¡mata al hombre es tu enemigo animal libérate!
¡mata al hombre animal libérate!"

Besos desde Granada

Iwi -

Curro, si te creo, te creo...

La Beli es la leche.

Maco, tienes razón, aunque no creo que se trate simplemente de "apropiación de hábitats", sino que supongo que es algo complejo, equilibrio depredadores- presas, alimentos...
No es exactamente lo mismo ni aplicable a estos casos, pero también se producen desplazamientos de poblaciones animales debido al calemtamiento global, se calcula que diez kilómetros al año desde hace varios años, hacia las zonas de clima más templado. También hay que contemplar las introducidas por la mano del hombre en hábitats distintos a los habituales, como el mejillón tigre ese.

Curro -

qué fuerte lo de la beli! madre mía! a mí me da noséqué esto de las serpientes... yo vi una una vez y salí corriendo, en el campo... ah! gracias por la mención honorífica... pero no pienses que es cosa del principio... que uno cuando se pone, se pone porque, ponerse pa ná, es tontería jejejeje

macorina -

Joer... que sangre fria La Beli... menos mal que la historia tuvo final feliz porque no pintaba nada bien.

Ups, y es increible... yo que SÍ estoy en pleno campo, perdida de la mano de dios, veo menos bichos malos (de hecho no he visto ninguno) que ustedes ahí en las urbes. Y digo yo... ¿no será que fuimos nosotros los que nos apropiamos de sus habitats y no al revés?

Iwi -

Sí, MAlayerba, ya te digo que lo de los jabalíes lo he oído en más sitios. Las cosas no se hacen bien, y yo creo que eso es la consecuencia, aunque es una impresión, no sé por qué ocurre exactamente.

Gracias, Parce.

parce -

Bonito blog!

malayerba -

Hablando de animales fuera de su habitat, en el resi donde yo curro (tú viste dónde estaba, eso es ciudad aún), el turno de noche tiene que llegar conduciendo con mucha precaución porque bajan los jabalíes con todas sus crías a por comida.Se han convertido en un peligro a 300 m. de la Ronda de Dalt.Increíble.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres