Blogia
weblog de Iwi

Japón… o mejor “From Spain to Japan”

Este título, así a bote pronto (el post va de otra cosa) me ha recordado una anécdota. Hace ya unos años vinieron a visitarme unas amigas japonesas, que habían sido compañeras mías en Londres. Se quedaron un mes en mi casa, que dio para mucho, pero en concreto me acuerdo de un día, muy al principio.

No bebían, se emborrachaban con nada, típicas típicas japonesas, de las de tomar fotos a todo, horror ante los tacos y el vello púbico y demás.

Y a mí se me ocurrió llevarlas a la feria de Málaga. Fliparon. Y pillaron una… Claro, el vino dulce de Málaga entra muy bien, y estaba dulce y ellas no sabían nada… Se emborracharon en aproximadamente ¿cinco minutos? Me di la vuelta y me vi a una enganchada del cuello de un tío desconocido… y yo: “¡Mari, Mari, ven pá”. En fin, esas cosas…

En la feria es lo que pasa, te juntas con unos y con otros y acaba un grupo muy heterogéneo. Además eran tiempos en lo que yo era más joven y el alcohol corría que daba gusto. Total, un día, el más intenso, acabamos la Feria de Día con una cogorza considerable en el piso de uno, en el que nos quedábamos unas diez personas, japonesas incluidas. Estaba mi amigo J, que se encargaba del espectáculo gay, y su amiga Rocío, estudiante de arte dramático y muy andaluza ella, que ese día iba vestida de flamenca y a las japonesas le encantaba.

La cosa estaba desfasadita y a mi me empezaban a preocupar mis amigas, pero era imposible controlar el ambiente (no quería que se escandalizaran tanto, aunque ahora que lo pienso qué tontería, y yo creo que en el fondo me daba igual). Entonces Rocío, encantada de la expectación que creaba y de ser el centro de atención, tambaleante, con una encima como un piano, se arrancó con una copla en plan la Piqué. Lo hacía muy bien, la verdad. Y cuando acaba, plantada frente a las japonesas, que la habían observado extasiadas desde el sofá, va y les dice, muy seria y melodramática, con esa voz indescriptible mezcla de borracha e inglés con acentazo andaluz: “¡FROM EHPEIN TU YAPÁN!”, se levanta la falda del vestido hasta la cabeza y… ¡no llevaba bragas!

Reacción de las japonesas:

1) Gritar (El resto: jalear, aplaudir, y revolcarnos de la risa, normal borrachos como estábamos).

2) Aplaudir como descosidas

Me quedé tranquila, oye, ya no podía ocurrir nada peor.

 

Al final una de las japonesas se reveló como lesbiana, fíjate tú.

 

En fin…

 

Yo iba a escribir un post muy cultural sobre la animación japonesa y sus variantes porno, pero ya me he cansado de escribir. Otro día será.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Brixta -

:D Lo que he reido ninya!!! Si es que no hay nada como hacer un cocktail de culturas y alcohol, que yo me he visto en cada una....

Hoy he visto "Spirited Away". Me ha gustado un monton. He alquilado "Princess Mononoke". Esta en camino...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres